Follow by Email

25 noviembre 2009

Remedios naturales para los sabañones


Los sabañones o pernios, son pequeñas manchas dolorosas, rojas o violáceas, que aparecen durante el invierno en la punta de los dedos de las manos y los pies, y el talón. Aparecen como una inflamación en la piel, acompañada de prurito y dolor, producida por la exposición repetida o prolongada al frío o la humedad.

Fitoterapia

Básicamente podemos usar plantas que mejoren la circulación, y

Plantas antinflamatorias y calmantes, para reducir la inflamación producida por el frio, asi como aliviar el dolor y el picor.


  1. C
    orteza roble, tomar baños calientes con su decocción. Para ello hierva a razón de un puñado de las cortezas de roble (Quercus robur L.) en un litro de agua, durante 5 minutos a fuego lento y tapado. Déjelo en reposo durante 7 minutos, cuélelo y proceda al baño caliente.
    Se puede añadir cola de caballo (Equisetum arvense L.) Ya que por su contenido en taninos, cuando aplicamos esta planta por vía externa, tiene propiedades cicatrizantes.

  2. La maravilla silvestre (Calendula arvensis L.)

  3. La aristoloquia (Aristolochia clematitis L.) en 1 litro de agua 30g. de raiz dejando hervir durante 10 minutos, y con el líquido obtenido lávese los sabañones. Precaución: La aristoloquia es una planta extremadamente tóxica, por lo que sólo debe emplearse en forma externa, y en caso de embarazo no usar ni siquiera externamente porque puede inducir contracciones.

  4. Aceite caliente preparado con pimentón y mostaza, ya que activan la circulación y aceleran la curación. Una cucharadita de pimentón (Capsicum annuun var. minimun L.), 2 cucharaditas de raíz de jengibre (Zingiber officinale R.), 2 cucharaditas de semillas de mostaza negra (Brassica nigra L.) y 1 taza de aceite de oliva. Frote con el aceite preparado las zonas afectadas.

  5. Baños de jengibre para prevenir y tratar los sabañones. Ponga 30 g de raíz de jengibre (Zingiber officinale R.) en 1 litro de agua y deje hervir durante 10 minutos; la decocción preparada se echa en una palangana y se realizan baños de las zonas afectadas.

  6. El aceite de ricino . Vierta 200 g de aceite de ricino (Ricinus communis L.) desodorizado en una botella de tapón ancho y colóquelo al baño maría; mientras se calienta y sin que llegue a hervir, añada 10 g de esencia de bergamota (Citrus bergamia L.) y 5 g de alcanfor. Debe de estar al baño María 1 hora, transcurrido el tiempo, déjelo enfriar y cierre la botella. Con la loción preparada practique masajes 2-3 veces al día sobre las partes afectadas. Si se quiere sólo prevenirlos, friccionelos 1 vez al día.

  7. Cataplasmas de cebolla asada, para disminuir el calor de la zona y favorecer la curación.

  8. Un baño con decocción de apio. Ponga unas ramas de apio en un litro de agua y deje hervir durante 20 minutos. El líquido se echa en una palangana y cuando está templada se introducen en ella las manos o los pies, manteniendo dentro durante 15 minutos. Aplicar 2 - 3 veces al día.

Aromaterapia:
Puede darse un masaje en los pies o en las manos con 3 gotas de aceite esencial de manzanilla y 2 gotas de aceite esencial de lavanda en 15 ml de aceite de almendras dulces.
Ponga una palangana con agua templada y vierta en ella 2 gotas de aceite esencial de pimienta negra y 2 gotas de aceite esencial de limón. Meta las manos o los pies durante un par de minutos.
Aplíquese directamente 1 - 2 gotas de aceite esencial de mejorana, ciprés, menta o pimienta negra, sobre los sabañones.



Homeopatía:
Para sabañones que empeoran con el frío, tome 5 gránulos de AGARICUS MUSCARIUS 9CH / 3 veces al día.
Para sabañones que empeoran con el calor, tome 5 gránulos de PULSATILLA 9CH / 3 veces al día.
Para sabañones que empeoran con el contacto, tome 5 gránulos de ACIDUM NITRICUM 9CH / 3 veces al día.
Para sabañones que presentan fisuras, tome 5 gránulos de PETOLEUM 9CH / 3 veces al día.
Para sabañones con mucho picor, tome 5 gránulos de RHUS TOXICODENDRON 9CH / 3 veces al día.
Puede emplear en tratamiento local, con pomada de AGARICUS al 4% aplicada sobre el sabañón 2-3 veces al día.

Oligoterapia:
Para acelerar la curación de las heridas puede tomar suplementos de vitamina C en una dosis de hasta 500 mg / 3 veces al día, con las comidas.
La vitamina E es útil en el tratamiento de problemas de la piel, acelera la curación de las heridas y previene la formación de cicatrices, por eso se recomienda tomar suplementos de 250 mg al día. Precauciones: No tomar dosis que excedan los 300 mg, a menos que se esté bajo la supervisión de un especialista.
Una excelente fuente de vitamina B es la levadura de cerveza. Tome un suplemento diario siguiendo las instrucciones de la etiqueta.
Debido a su elevado contenido en vitamina E, el aceite de onagra aplicado directamente sobre los sabañones estallados evita que queden cicatrices.
Cuando la piel está abierta a consecuencia de los sabañones, puede aplicarse pomada de caléndula para acelerar la curación.



Acupuntura:

Puntos que tonifican xué y fortalezcan el bazo, mejoran la circulación: 10 B, 6B, 36E, 23V, 6RM,6PC,17V, y los puntos extra de manos Baxie, y de pies Bafeng.


Alimentos recomendados:

Ajo
Cebolla
Apio
Pepino
Lechuga
Brócoli
Avena
Zanahoria
Naranjas
Caballa
Huevos

Alimentos prohibidos:
Grasas saturadas
Harinas refinadas
Alimentos fritos
Alcohol
Café
Bebidas estimulantes




Consejos:
Realice algún baño local de fangoterapia.
Procure no coger frío.
Vigile su alimentación. Lleve una dieta variada que incluya verduras y frutas frescas todos los días y aumente el consumo de pescados grasos como la caballa por su elevado contenido en vitaminas B3 y D. También es muy aconsejable tomar huevos por su aporte de proteínas, hierro y vitaminas.
Tome ajo para limpiar la sangre y mejorar la circulación.
Los aceites ricos en vitamina E, cuando se aplican sobre sabañones estallados, ayudan a la curación y evitan que aparezcan cicatrices.
Tome las vitaminas adecuadas.
En caso de sufrir sabañones evite utilizar calcetines acrílicos, es mejor usar calcetines de algodón.